Dormición de la Virgen

$245$320

  • PEN: S/.894 - S/.1,168

Limpiar
SKU: DV970301 Categoría:

Dormición de la Virgen

Esta maravillosa obra de arte de la Escuela Cusqueña de Pintura de la Dormición de la Virgen es una exquisita pieza que no puede faltar en tu colección. La Dormición de la Virgen está inspirada en los escritos apócrifos referidos a la muerte y asunción de María. En ellos se relata que mientras oraba en el sepulcro de Jesús, María recibe el anuncio de su próxima muerte por boca del arcángel Gabriel, quien le entrega además para su sepelio una palma traída del paraíso.

Recibido el anuncio de su inminente fallecimiento, la Virgen regresa con presteza a su casa en Belén con las tres doncellas que le sirven, y allí pide a Dios que le envíe a Juan el Evangelista y a los demás apóstoles con el fin de volver a verlos, anunciarles su tránsito y despedirse de ellos. Llegado desde Éfeso sobre una nube, Juan dialoga con María, quien le comenta la promesa hecha por su hijo Jesús, al asegurarle que, en el trance de su muerte, vendría Él con los ángeles para recibir su alma y llevarla al cielo.

Esta es una exquisita pieza de arte hecha 100% a mano creada por nuestro experimentado artista, y completada a la perfección con calidad de museo.

CARACTERÍSTICAS

  • Medio: Óleo sobre lienzo
  • Superficie: Lienzo de alta calidad artística
  • Proceso de trabajo: 100% pintado a mano
  • Acabado: Brocado dorado en alto relieve, óptima reproducción del color, estructura superficial única y resistente.
  • Accesorios complementarios: Marcos artesanales tallados a mano en madera de cedro de alta calidad.

DISPONIBILIDAD:

  • Se entrega en un plazo de 2 a 4 días si se pide sin marco, y de 5 a 8 días si se pide con marco.
  • Envíos a todo destino nacional con entrega a domicilio en 3 a 5 días.
  • Envíos al extranjero con servicio estándar o expreso (consulta aquí).
  • Al pedir una pintura con su marco, éste llegará listo para colgarlo en su pared con los accesorios para colgarlo incluidos.

Hecho a mano significa que es único para cada propietario. El cuadro de la Dormición de la Virgen está disponible para personalización acorde con tus preferencias, sólo debes contactarte con nosotros y podrás diseñar el cuadro a tu gusto.

Dormición de la Virgen Pintura Cusqueña

El Tránsito o Dormición de la Virgen constituye un tema de clara estirpe bizantina, inscrito como una de las Grandes Fiestas Litúrgicas anuales de la Iglesia greco-oriental.  Para designar la Muerte de la Virgen los bizantinos hablan de Dormición o Koimesis, que significa dormir, descansar en el Señor; en Occidente es más frecuente, sin embargo, el empleo de la palabra Tránsito para designar que su muerte no es real, sino el paso a la vida eterna.

En el arte bizantino, verdadero creador de la iconografía de este tema, se representa también con la Koimesis o Dormición, la Asunción de María a los cielos, en cuerpo y alma y es por ello por lo que quizás en Oriente no se desarrolla de forma individualizada este pasaje de la Asunción, ya que está implícito en el tema que nos ocupa.

Sin embargo, occidente, que en principio sigue el esquema iconográfico marcado en Oriente, lo modifica y muestra algunas variantes y siguiendo el relato de Gregorio de Tours, representa la Asunción como tema independiente que adquiere cada vez mayor importancia.

El mundo bizantino, ha querido representar siempre no solamente la muerte de María, con el tema de la
Koimesis, sino también su Asunción al cielo. Por ello aparecen de forma unitaria los pasajes que preceden a la muerte de la Virgen y los concernientes a su resurrección y asunción.

En una misma escena pueden contemplarse así la llegada de los Apóstoles sobre nubes, la muerte de María, los funerales, con la celebración de las exequias por parte de San Pedro y con la presencia de tres obispos según el relato de San Juan Damasceno.

Puede aparecer también la representación plástica del intento de profanación del cuerpo de María por los judíos, cuando era trasladado para darle sepultura. Se completan estas escenas con la resurrección del cuerpo, que tras ser recogido por Cristo, es transportado al cielo.

En Occidente vemos sin embargo, cómo estos temas se independizan de una forma clara y se representa en primer lugar el tema del traspaso al cielo y no los funerales. Podemos encontrar así a María en su lecho de muerte, con los apóstoles, siempre entristecidos a su alrededor, mientras su alma en forma de pequeña niña es transportada al cielo por dos ángeles mediante un lienzo.

Otras veces, y esto es más frecuente, es el mismo Jesús quien lleva en sus brazos una pequeña niña cubierta con una
túnica, forma habitual de representar el alma en el mundo cristiano. A este grupo formado por Cristo y el alma de la Virgen se le concede cada vez mayor importancia en las representaciones del Tránsito de María y son numerosísimos los ejemplos conservados, en los que más que las variantes iconográficas habría que analizar las diferencias y características estilísticas.

 

DimensionesN/A
Medida del lienzo

60cm x 80cm

Acabado

Marco Dorado, Marco Oscuro, Sólo Lienzo

Reseñas

Aún no hay reseñas.

Sé la primera persona en opinar sobre “Dormición de la Virgen”