La Última Cena del Señor

$245$320

  • PEN: S/.894 - S/.1,168

Limpiar
SKU: 03970191 Categoría: Tag:

La Última Cena del Señor

Esta maravillosa obra de arte de la Escuela Cusqueña de Pintura de La Última Cena del Señor, inspirada en la obra de Marcos Zapata del mismo nombre, es una exquisita pieza que no puede faltar en tu colección.

La Última Cena del Señor de Zapata, ofrece otra versión del arte religioso europeo, pero con algunos detalles que no pasan inadvertidos y que reflejan el mundo indígena. Cristo está sentado con sus discípulos alrededor de la mesa y sobre ésta una fuente con un cuy (o conejillo de indias) horneado que reemplaza al tradicional cordero pascual, por lo que en la cena pascual también encontramos los alimentos de occidente: el pan y el vino.

Esta es una exquisita pieza de arte hecha 100% a mano creada por nuestro experimentado artista, y completada a la perfección con calidad de museo.

CARACTERÍSTICAS

  • Medio: Óleo sobre lienzo
  • Superficie: Lienzo de alta calidad artística
  • Proceso de trabajo: 100% pintado a mano
  • Acabado: Brocado dorado en alto relieve, óptima reproducción del color, estructura superficial única y resistente.
  • Accesorios complementarios: Marcos artesanales tallados a mano en madera de cedro de alta calidad.

DISPONIBILIDAD:

  • Se entrega en un plazo de 2 a 4 días si se pide sin marco, y de 5 a 8 días si se pide con marco.
  • Envíos a todo destino nacional con entrega a domicilio en 3 a 5 días.
  • Envíos al extranjero con servicio estándar o expreso (consulta aquí).
  • Al pedir una pintura con su marco, éste llegará listo para colgarlo en su pared con los accesorios para colgarlo incluidos.

Hecho a mano significa que es único para cada propietario. El cuadro de La Última Cena del Señor está disponible para personalización acorde con tus preferencias, sólo debes contactarte con nosotros y podrás diseñar el cuadro a tu gusto.

La Última Cena del Señor Escuela Cusqueña de Pintura

Entre los años de 1748 a 1764, destacará el artista cuzqueño Marcos Zapata cuyas obras e influencia trascendieron los límites del Cuzco extendiéndose por el Alto Perú, Chile y el norte de la actual Argentina. Su éxito, de arraigo popular, reposa en sus representaciones marianas inmersas en una atmósfera de mística y convencional belleza. Este artista no utilizaba el brocateado y solía mezclar alegorías cristianas con temas profanos.

Realizó aproximadamente doscientas obras, de las cuales veinticuatro tenían como tema La vida de San Francisco de Asís y cuyo destino fue la orden capuchina de Santiago (Chile). Para la catedral del Cuzco realizo la serie de las Letanías Lauretanas (1755), basada en la Elogia Mariana. Asimismo, la iglesia de La Compañía, en el Cuzco, ostenta numerosos trabajos suyos. Sus composiciones religiosas, didácticas y de fácil lectura, se caracterizan por una abundante flora y fauna andina.

Dentro de la producción de Marcos Zapata, debemos resaltar una obra pictórica de singular sincretismo: La última cena, ubicada en la Catedral del Cuzco. En ella se observa a Cristo sentado con sus discípulos alrededor de una mesa, en cuyo centro, se ha pintado un cuy horneado en lugar del tradicional cordero pascual.

Igualmente, dentro de esta obra, se aprecian otros elementos típicos de la región: ajíes, maíz y algunas frutas. Estos alimentos, coexisten con la occidental dupla simbólica conformada por el pan y el vino.

La Catedral del Cuzco o Catedral Basílica de la Virgen de la Asunción es el Monumento Religioso más importante del Centro Histórico del Cuzco, en Perú, el mismo que alberga esta obra pictórica de singular sincretismo.

La última cena es tema iconográfico recurrente en el arte religioso europeo y existen muchas versiones. Zapata ofrece la misma escena pero con algunos detalles que no pasan inadvertidos y que reflejan el mundo indígena. Cristo está sentado con sus discípulos alrededor de la mesa y sobre ésta una fuente con un cuy (o conejillo de indias) horneado que reemplaza al tradicional cordero pascual.

El cuy no es el único alimento típico de la región que Zapata incluyó en esta obra, también se puede apreciar maíz, ají y algunas frutas. Pero como hemos dicho antes, las obras de la escuela de pintura cuzqueña fusionaban el encuentro de dos culturas, por lo que en la cena pascual también encontramos los alimentos de occidente : el pan y el vino.

Este cuadro podría representar la subordinación de la cultura autóctona de América por el colonialismo europeo y la religión traída a Perú por los conquistadores: el cristianismo. Inclusive, si se mira el cuadro con detenimiento, se puede notar que Judas (mirando de frente) es el único retratado con piel mestiza, mientras que Jesús y el resto de discípulos, con piel blanca.

Sin embargo, esta obra también podría interpretarse como una manifestación de rebeldía, pues el principal alimento de la cena pascual es un cuy horneado, típico alimento indígena.

Además Zapata representa en su obra dos pasajes de la Biblia: Jesús cenando por última vez con sus discípulos y Jesús crucificado (que se aprecia al lado izquierdo del cuadro), detalle que también diferencia esta obra de otras versiones.

Fuente: El sincretismo de la escuela cuzqueña

 

 

DimensionesN/A
Acabado

Con marco dorado, Con marco oscuro, Sólo lienzo

Medida de lienzo

80cm x 60cm

Reseñas

Aún no hay reseñas.

Sé la primera persona en opinar sobre “La Última Cena del Señor”