Madonna Cuzqueña

$30$200

  • PEN: S/.110 - S/.730

Limpiar
SKU: 03970010 Categoría:

Madonna Cuzqueña

Esta hermosa obra de arte de la Madonna Cuzqueña es una pieza infaltable que aportará belleza en tu colección de arte. La Madonna Cuzqueña es una representación de la Virgen María en actitud reflexiva de oración y meditación. Esta imagen se caracteriza por el vestuario colorido y recargado de detalles. La Virgen es coronada con una elaborada aureola dorada.

Esta es una exquisita pieza de arte hecha 100% a mano creada por nuestro experimentado artista, y completada a la perfección con calidad de museo.

CARACTERÍSTICAS

  • Medio: Óleo sobre lienzo
  • Superficie: Lienzo de alta calidad artística
  • Proceso de trabajo: 100% pintado a mano
  • Acabado: Brocado dorado en alto relieve, óptima reproducción del color, estructura superficial única y resistente.
  • Accesorios complementarios: Marcos artesanales tallados a mano en madera de cedro de alta calidad.

DISPONIBILIDAD:

  • Se entrega en un plazo de 2 a 4 días si se pide sin marco, y de 5 a 8 días si se pide con marco.
  • Envíos a todo destino nacional con entrega a domicilio en 3 a 5 días.
  • Envíos al extranjero con servicio estándar o expreso (consulta aquí).
  • Al pedir una pintura con su marco, éste llegará listo para colgarlo en su pared con los accesorios para colgarlo incluidos.

Hecho a mano significa que es único para cada propietario. El cuadro de la Madonna Cuzqueña está disponible para personalización acorde con tus preferencias, sólo debes contactarte con nosotros y podrás diseñar el cuadro a tu gusto.

Madonna Cuzqueña Pintura Cusqueña

Sin lugar a dudas, la representación de la Virgen es el eje de la cultura visual de la Escuela Cusqueña. Se trata del tema del catolicismo que tuvo más cantidad de pinturas y subtemas centrados en una sola persona.

En la Virgen María se representaba la encarnación, el mayor misterio ante los ojos del cristianismo. Es decir, la posibilidad antinatural de que Dios se hiciera hombre mediante la palabra en una mujer y que esta, después del parto, seguía siendo virgen.

Pero además, el debate se incrementaba, incluso dentro de la misma Iglesia católica, con la idea de que la Virgen era el único ser mortal que había sido concebida inmaculada, sin el pecado original. Para el siglo XVII, el problema no sólo se quedaba en la dificultad de entender estos dogmas, sino también porque la figura de la Virgen María había enfrentado recientemente a la Iglesia con los reformados, quienes no sólo hacían una interpretación distinta del hecho inmaculado, sino que también cuestionaban el rezo del avemaría y las palabras del arcángel en la Anunciación. Para distanciar más las situaciones, los protestantes además tomaban una actitud cautelosa frente al lenguaje simbólico, tan importante para la tradición católica.

En la América colonial, la Virgen se manifiesta de muchos modos: las apariciones es una manera, pero también está en los fervorosos milagros, en las imágenes que se hacen milagrosas y en las necesidades devocionales de la gente colonial.

Por esta razón, la mariología es la innovación americana, un novedoso aporte a la historia de los cultos de la cristiandad. Los temas visuales iberoamericanos relacionados con la Virgen son consistentes con esta innovación, por lo que se abren en un acervo grande de alternativas que se agrupan en dos subtemas: las advocaciones, es decir, formas y nombres regionales que tienen por objeto rendir culto a la Virgen, lo que implica la variedad de mecanismos que permiten el acercamiento devocional.

En segundo lugar se encuentra la vida de la Virgen. El amplio conjunto de temas que la componen se debe a que es una clasificación propia de la época. De hecho, no es la forma como se le clasificaría hoy día. Las razones son al menos dos: una histórica y otra teológica.

DimensionesN/A
Medida del lienzo

40cm x 30cm, 60cm x 40cm, 70cm x 50cm, 80cm x 60cm

Acabado

Con marco dorado, Con marco oscuro, Sólo lienzo

Reseñas

Aún no hay reseñas.

Sé la primera persona en opinar sobre “Madonna Cuzqueña”