Madonna

$100$210

  • PEN: S/.365 - S/.767

Limpiar
SKU: 13970009 Categoría:

Madonna

Esta exquisita obra de arte de la Madonna es una pieza imperdible que aportará belleza en tu colección de arte. En la historia de la cristiandad, la Virgen es un importante receptáculo de aquellas virtudes que son significativas para cada momento histórico, lo cual se proyecta en sus devociones: el dolor como valor cristiano y la virtud de la humildad en la Madonna orante.

Esta es una exquisita pieza de arte hecha 100% a mano creada por nuestro experimentado artista, y completada a la perfección con calidad de museo.

CARACTERÍSTICAS

  • Medio: Óleo sobre lienzo
  • Superficie: Lienzo de alta calidad artística
  • Proceso de trabajo: 100% pintado a mano
  • Acabado: Brocado dorado en alto relieve, óptima reproducción del color, estructura superficial única y resistente.
  • Accesorios complementarios: Marcos artesanales tallados a mano en madera de cedro de alta calidad.

DISPONIBILIDAD:

  • Se entrega en un plazo de 2 a 4 días si se pide sin marco, y de 5 a 8 días si se pide con marco.
  • Envíos a todo destino nacional con entrega a domicilio en 3 a 5 días.
  • Envíos al extranjero con servicio estándar o expreso (consulta aquí).
  • Al pedir una pintura con su marco, éste llegará listo para colgarlo en su pared con los accesorios para colgarlo incluidos.

Hecho a mano significa que es único para cada propietario. El cuadro de la Madonna está disponible para personalización acorde con tus preferencias, sólo debes contactarte con nosotros y podrás diseñar el cuadro a tu gusto.

Madonna Pintura Cusqueña 

En primer lugar, el Barroco cultivó de manera especial el culto a la Virgen porque fue otro de los ejes que los protestantes, si bien no atacaron con la vehemencia con la que solían hacerlo, pusieron en duda muchos de sus postulados.

Entre estos, se encontraba la compleja expresión “madre de Dios” y algunas adquisiciones históricas, como la interpretación de la virginidad. Por esta razón, la Iglesia católica fortaleció el culto a la Virgen María, lo que implicaba que respaldaba la devoción mariana, por lo que la Iglesia fue un tanto condescendiente con los tratados que se escribían sobre ella y las distintas formas de ver su vida.

Esta postura histórica implicaba una teológica: el lugar que ocupa la infancia de Jesús dentro de la vida de la Virgen, por lo que de fondo se trataba de una revaloración de la idea de la maternidad de acuerdo a los principios culturales que estaban floreciendo a partir del siglo XV.

La divergencia entre la Virgen desataviada (sin atributos particulares) que predicaba la Iglesia, neutra, en contraposición con la multitud de interpretaciones visuales que surgen en América, es lo que hace interesante el estudio del culto a la Virgen.

Pero no es sólo la devoción por sí misma, el problema es cómo la tradición eclesiástica clasificó a estas advocaciones. No hay fórmulas que permitan identificar los procedimientos que se llevaron a cabo para que ciertas vírgenes se transformaran en objetos de culto adaptadas en una versión americana.

Esta afirmación conforma uno de los problemas de la historia de las imágenes, porque son escasas las investigaciones exhaustivas que permiten determinar cómo y bajo qué mecanismos se llevaron a cabo las trasformaciones y apropiaciones. Igualmente, en los tratados de pintura de la época no hay indicaciones sobre estas devociones, sólo algunas menciones iconográficas de carácter general.

DimensionesN/A
Medida del lienzo

70cm x 50cm, 80cm x 60cm

Acabado

Marco dorado, Marco oscuro, Sólo lienzo

Reseñas

Aún no hay reseñas.

Sé la primera persona en opinar sobre “Madonna”